• En Octubre del 2017, Marcelo Roascio fue nombrado endorser de Audio-Technica, usando el inalámbrico digital System 10 ATW-1501 en sus shows con RCM y con “Manal Javier Martínez”.

• A partir del mes de Noviembre, Roascio fue confirmado como nuevo integrante de la familia Orange Amplifiers UK, pasando a ser endorser oficial de la marca, utilizando el nuevo modelo Crush Pro CR210.
Leer Mas >>

 

Domingo 23 Julio: Manal Javier Martínez en Ciudad Vieja (La Plata)
Sábado 12 Agosto: Manal Javier Martínez en Campana (prov. Buenos Aires)
Martes 15 Agosto: Homenaje Guillermo Sánchez en Teatro Vorterix (Roascio RCM)
Sábado 19 Agosto: Manal javier Martínez en City Bar (Martínez)
11 al 14 Octubre: Shows en “Music China 2017” (Shanghai-China)

 
 
 
   
 
 
P R E N S A

MARCELO ROASCIO PRESENTA "TODO EN UN DÍA"

Laviolabrava.com.ar

Cuando uno ve o lee sobre Marcelo Roascio, y conoce el nombre de su último trabajo no deja de inquietarse por lo contradictorio que resulta, puesto que para que hoy Roascio se encuentre en el lugar coherente con su trayectoria y profesionalismo, seguro que no hizo “Todo en un día”, como reza el disco.
Muy por el contrario, este excelente guitarrista ha tenido la oportunidad de realizar una carrera por demás ecléctica como fructífera imaginamos, realizar trabajos con Pappo hasta con Stuart Ham en el disco no puede ser menos que inspirador.
Hoy tenemos la oportunidad de recorrer la vida y obra de este músico al estilo de LVB y lo compartimos con ustedes.
Servido en bandeja...
(y sí cualquier duda es argentino, talento de acá eh!)

entrevista:"Marcelo Roascio"

Exclusivo M.Noli © 12/07/2010, para www.La Viola Brava.com.ar:

- ¿Siempre quisiste ser músico ó guitarrista? .
- Creo que siempre quise ser guitarrista. Mi vieja me mandó a estudiar guitarra criolla a los 5 años. En los actos del colegio, era yo el que estaba en el escenario tocando “Luna tucumana” o “Zamba de mi esperanza”. Ya en mi adolescencia descubrí la guitarra eléctrica, y desde ahí no paré más… Durante los años del secundario, trabajaba durante los veranos, y con lo que había ganado logré comprarme mi primera Faim de segunda mano, la cual estuvo guardada encima del ropero, hasta que al año siguiente pude juntar para comprarme un amplificador Wenstone valvular, ¡cabezal y bafle! Cuando terminé la secundaria, empecé a laburar en un negocio de instrumentos musicales, y ahí conocí a Botafogo, que venía siempre a comprar cuerdas. A través de él lo conocí a Pappo, al “Conejo” Jolivet, y a toda la movida rockera del momento.

-¿Cuáles fueron los primeros pasos?
- El dueño del negocio de música donde trabajaba tenía una banda. Así que yo debuté con él en los bailes de carnaval. Tocábamos de todo. Desde rock hasta tango, desde melódico hasta tropical. Fue un gran aprendizaje. Después tuve mi primer banda de covers. Unos años más tarde viajé a EE.UU. y a la vuelta integré una banda que se llamó “Radio City”, donde mezclábamos el rock con el reggae (pre Sumo). Nuestro primer bajista fue Diego Arnedo. Algunos miembros de aquel grupo integraron después mi segundo proyecto: “Dr. Rock”, con el que llegamos a tocar en el B.A Rock del ’82 y en otros mega festivales del momento. Por ejemplo, me acuerdo que algunas de las tantas fechas fueron con Los Redondos y Riff en La Plata, o con Sumo en Estudiantes de Caseros, etc. Como dato extra, te cuento que uno de nuestros asistentes era Ricardo Iorio, quien debutó con V8 en uno de nuestros shows.
Cuando “Dr. Rock” se separa, integré diversos proyectos, que abarcaban tanto el rock como el pop, y trabajé en grupos de laburo (fiestas, covers, etc.). También monté en algún momento un pequeño estudio de grabación en casa, y entre la gente que vino a grabar estaban Ricky Espinosa (Flema), o Studebaker Band, que luego fuera Durazno de Gala, por ejemplo.
Después de “Engranaje” nos volvimos a juntar con “Dr. Rock” y grabamos dos discos. Uno por ABD llamado “Yo ya oí” y otro, distribuido por Pataya, que se llamó “Sigue la noche”. En este disco está lo último que grabó Pappo, quien puso su guitarra en dos temas. También estuvieron Luis Robinson y Botafogo como invitados. Entre tanto, reformé “RCM” con otro batero y otro bajista, y grabamos el disco “Dos de tres”. Este disco tuvo la particularidad de haber sido el primero en el país, bancado por una empresa local de amplificadores. Entonces, en vez de venderse en disquerías, durante un año, vos comprabas un ampli de esta marca y te venía de regalo el disco de RCM “Dos de tres”.

-¿Tenés otra actividad aparte de la música o lograste los tres puntos “mágicos”: vivir para, por y de la música?
- Se podría decir que diariamente vivo la música, y que también en cierta forma, vivo de ella. Además de tocar con mi banda, suelo viajar seguido al interior para dar clínicas, tanto didácticas como de demostración de productos. Creo que fui uno de los primeros músicos endorsers que existieron en el país. Esto me permitió conocer la “cocina” del mundo de los instrumentos musicales. Además, y gracias a que hablo inglés, trabajé con muchos de los músicos extranjeros que vinieron y vienen al país para hacer clínicas. De George Benson a Nico McBrain (Iron Maiden), de John Patitucci (Chick Corea) a Gregg Bisonette (Santana/D.L.Roth), de Marty Friedman (Megadeth) a Steve Morse (Deep Purple), etc, etc. También hice tours con demostradores extranjeros de marcas como Crate, Peavey, Vox, Korg, Roland, Lee Oskar, etc
Otra cosa que siempre me gustó fue escribir. Mis primeras notas salieron en la revista “Rocker”. Después comencé haciendo transcripciones de solos en la revista “El Musiquero”, donde también empecé con los testeos de instrumentos. De ahí pasé a dirigir la revista “Músicos”, que salía con la “Pelo” y la “Metal”. Después vino la revista “Guitarristas y Bajistas.ar”, y desde este 2010 dirijo exclusivamente la revista “Todo Guitarra y Bajo”.

-Respecto de las influencias: 1º ¿Qué opinión te merece el particular?, 2º ¿Si las tuvieras, cuáles serían éstas?
- Todos tenemos influencias., la cosa es no dejarse “comer” por ellas. Hace poco, Ricardo Mollo me dijo: “me encanta Hendrix, ¡pero no soy Jimi Hendrix”! Al comienzo uno tiende a querer parecerse a sus ídolos, pero con el tiempo, es bueno tomar distancia y desarrollar lo propio. No es fácil, pero el resultado bien vale el esfuerzo. ¿Mis influencias? Ufff… son muchas. Como dije antes, Pappo y Van Halen, pero también Santana o Gary Moore, Johnny Winter o Larry Carlton. Me influencia todo aquel que logre llegar a mi interior. Me gustan mucho las buenas canciones, aunque no tengan un solo de guitarra (ja, ja, ja…)

-¿Qué expectativas tienen hacia el futuro?
- El futuro en Argentina es siempre incierto ¿no? Por lo pronto, continuar con las presentaciones del nuevo disco “Todo en un día”, tanto en Capital como las que están programadas para el Interior del país. También, darle toda la difusión posible al video, que se estrenó hace poquito en CM Rock. Es un clip del tema “New Country”.

-¿Si tuvieras que elegir una etapa de tu vida en cuanto a satisfacción personal se refiere con respecto a la música, eligirías la actual?
- A pesar de que uno siempre mira al pasado con más cariño del que debiera, creo que musicalmente y sobre todo a nivel compositivo, este último disco logró sacar lo mejor de mí. Por lo tanto, estoy muy conforme con mi actualidad profesional. .

-)¿Cuantas guitarras tenes y cual es tu preferida -si la hay- y porque?
- Guitarras tengo unas cuantas. Como decía una persona muy querida: “…Iglesias hay muchas pero Catedral hay una sola”. Mi Catedral, hoy por hoy, pasa por una Fernandes Ravelle Deluxe color marfil, ¡que es un caño! y también por mi ampli Hiwatt. En cuanto a pedales, uso entre otros, un wah wah Morley Bad Horsie. Mis cuerdas son las .010 de Ernie Ball, y mis correas son las Antitodo, que son de cuero argentino de primera.

-¿Veo que entre otros tuviste oportunidad de compartir musica con Pappo, como fue y que pensas que te dejo esa experiencia, entre otras?
- Como dije antes, conocí a Pappo cuando yo era adolescente. A través de los años nos fuimos viendo, aunque no muy seguido. Nuestro mayor acercamiento se retomó un par de años antes del accidente fatal. Lo que siempre sentí por parte de él fue un gran respeto por mi carrera, tanto como músico como por mi faceta didáctica, cosa que me llenaba de orgullo. Siempre digo que todos, los que lo escuchamos pero también los que no, tenemos algo de él. Pensemos que el tipo tocaba como tocaba, cuando acá los violeros no sonaban ni ahí…

-¿Cuál sería la diferencia en cuanto a la enseñanza, comparando antes con la actualidad?
- Con respecto al tema de la enseñanza, antes de Internet todo era más “artesanal”, por así decirlo. Para sacar los solos, uno se pasaba horas y horas bajando la velocidad de los discos, para capturar nota por nota lo que el violero estaba haciendo. ¿Un ejemplo? Cuando apareció el primer disco de Van Halen, a comienzos de los ’80, nadie sabía lo que era la técnica del Tapping. Me acuerdo que una vez yo estaba con Boff Serafine (Riff), y él me muestra esto de tocar con las manos sobre el diapasón. Después, yo le muestro esto al “Negro” García López (La Torre/Zas/Charly García), y así siguió la cadena. ¿Otra? Yo coleccionaba la revista Guitar Player, y en una de sus ediciones habían aparecido fotos en donde se veía a Jeff Beck tocar sin púa, con técnica de dedos. Esto se lo mostré a Botafogo, quien se fotocopió esta nota. Fue así como él dejó la púa y comenzó a usar los dedos para tocar blues, cosa que siempre me la recuerda. Si bien ahora la info es más inmediata, creo que también carece del toque personal que le da ese esfuerzo extra por lograr sacar algo por uno mismo, y no porque se lo bajó del Guitar Pro.

-¿Por último ¿Cómo te imaginás de aquí a un año o dos?
- Tocando… siempre tocando. Si me sacan el plug del ampli, sería como si a un enfermo lo desconectasen del respirador. La guitarra es una extensión de mi cuerpo, y la música una continuación de mi ser. Uno no puede “hacerse” el músico. Se es o no se es… así de simple.
- Adelante..!

 

 

Marcelo Roascio - Sitio Oficial