• A partir de Agosto del 2016, Marcelo Roascio forma parte del mítico “Manal Javier Martínez”, y de la gira nacional junto a “Vox Dei” que comienza en el Vorterix de Rosario y finaliza el año en el Teatro Gran Rex de CABA.

• Del 26 al 29 de Octubre, Marcelo Roascio participará de la feria Music China en Shanghai, haciendo shows para Kirlin Cables y Joyo Pedals.
Leer Mas >>

 

Domingo 23 Julio: Manal Javier Martínez en Ciudad Vieja (La Plata)
Sábado 12 Agosto: Manal Javier Martínez en Campana (prov. Buenos Aires)
Martes 15 Agosto: Homenaje Guillermo Sánchez en Teatro Vorterix (Roascio RCM)
Sábado 19 Agosto: Manal javier Martínez en City Bar (Martínez)
11 al 14 Octubre: Shows en “Music China 2017” (Shanghai-China)

 
 
 
   
 
 
      P R E N S A

http://www.esquinarockweb.com.ar/nota.php?id=4593

GUITARRISTA TODO TERRENO

Marcelo Roascio es uno de los mejores guitarristas del país que forma parte del “Guitar Show”, el G3 argento que se realiza en el ND / Ateneo desde el 2007. Pero, además, desarrolla otras actividades relacionadas con la música: traduce clínicas de artistas internacionales, edita libros de fraseos y solos, es endorser de importantes marcas y despunta su vicio de periodista en varias publicaciones.

Si viviera en Estados Unidos, estaríamos hablando de unos de los guitarristas mas importantes del mundo, de un auténtico “Héroe de la guitarra” al estilo Joe Satriani, Steve Vai, Steve Lukather, Eric Johnson y John Petrucci, por citar algunos casos. Sin embargo, la realidad marca que Marcelo Roascio nació en Argentina, donde esta industria no se maneja con la misma espectacularidad que en otras latitudes del mundo. Por lo tanto, las cosas cuestan el doble, incluso conseguir el reconocimiento y la posibilidad de vivir de la música. A pesar de todo, es innegable el talento de este violero criollo que con sus bandas (Dr. Rock y el trío RCM) estuvo nominado para los Premios Gardel 2006 en la categoría “Mejor disco de Rock” y, desde el 2007, es parte del “Guitar Show”, el espectáculo de guitarristas (al mejor estilo “G3”), que comparte junto a Carina Alfie, Diego Mizrahi y Daniel Telis.
A lo largo de su carrera, Roascio supo codearse con varios de los colegas mas importantes a nivel nacional e internacional. Lo curioso es que no sólo lo hizo tocando ¿Cómo es esto? Desde hace varios años viene desarrollando algunas actividades “extracurriculares”, aunque siempre relacionadas con su instrumento. Sacándole el jugo a los recursos se convirtió, por ejemplo, en traductor de clínicas. Sí, aprovechando el manejo del idioma inglés, este músico trabajó con George Benson, Alphonso Johnson (Santana, Weather Report), Steve Lynch (Autograph), Heinz Affolter, Steve Morse (Deep Purple), Marty Friedman (Megadeth), Stu Hamm (Joe Satriani), John Patitucci (Chick Corea), Scott Wilkie & David Derge (Roland), John Maul (Roland), Nicko McBrain (Iron Maiden), Lee Oskar, Gregg Bissonette (D.L. Roth, Satriani, Vai), Freddy DeMarco (Vox/Korg) y Steve McNally (Korg USA), entre otros. Además es endorser de marcas de guitarras (Fernades Guitars), amplificadores (Wenstone), pedales (Morley) y del local de cuerdas (Eenie Ball). También se da el gusto de poner a prueba sus dotes como periodista: empezó escribiendo columnas en la revista Rocker y después participó en El Musiquero, Músicos, El Biombo, Music Shop y El Guitarrista. Hoy en día tiene a su cargo la consultoría técnica en el sitio www.guitarraonline.com.ar denominada El rincón del guitarrista, publica mensualmente una columna y realiza testeos de instrumentos Guitarra actual (España) y dirige Guitarristas.Ar ¿Eso es todo? No, en la década del 80 fue pionero en la edición de libros de fraseos y solos que actualmente se distribuyen en gran parte del territorio argentino, Chile y Uruguay. Sin dudas que al hablar de Marcelo Roascio nos estamos refiriendo a un guitarrista todo terreno.

-La última noticia tuya que tuvimos fue la participación en el Guitar Show 2008 ¿Qué estuviste haciendo después?
-MR:
Estuve terminando de grabar otro disco, sería el tercero instrumental y va a salir en el 2009. Por esas cosas de la vida cada uno tiene una formación diferente, pero siempre fue una banda, nunca salí como Marcelo Roascio solo porque nunca fue planteado como la banda de acompañamiento del guitarrista, como Steve Vai y su banda, Satriani y su banda...Acá es más participativo: Yo presento el tema y después cada cual hace lo suyo, cada bajista puso lo suyo en las distintas formaciones, cada batero lo mismo…Siempre hay temas de los otros integrantes, es un grupo. Quizás éste último lo laburé un poco más yo acá y después le pasé las cosas al resto, pero hay dos temas del bajista. También estuve tocando, haciendo clínicas, esas cosas.

-¿Con que nombre va a salir el nuevo disco?
-MR:
Recién tengo el diseño de lo que sería la tapa, todavía no sabemos el nombre del disco…

-¿Qué balance haces del Guitar Show?
-MR:
El Guitar Show la verdad que está bueno y esperamos que se repita el año que viene. Este fue el segundo año, la idea surgió el año pasado. Con Carina siempre tuvimos la idea de hacer algo invitando gente, tratando de hacer algo participativo y se dio que ella tenia un contacto en el Ateneo entonces, a partir de que nos dieron el teatro, lo empezamos a armar. Diego y Daniel eran las opciones lógicas por una cuestión de afinidad, porque violeros hay muchos, pero tiene que ser un grupo con el que sabés que podés laburar. Después nos dimos cuenta, por comentarios en internet, que mucha gente pensaba que esto era alguien que nos había puesto la guita y nos habían llamado, pero en realidad es algo como lo que podés organizar vos con dos bandas en un pub. Necesitas a 4 personas que sepas que pueden laburar porque te tenés que encargar de todo, subirse al escenario y tocar es el 10 por ciento. Entonces nos juntamos, le dimos forma, le buscamos el nombre. El primer año la verdad que nos sorprendió, vino mucha gente, vinieron casi 500 personas, mucha gente del interior, estábamos re contentos, ahí nos empezamos a dar cuenta de lo que puede llegar a significar algo así para el público que consume eso. Los del teatro quedaron contentos así que nos lo dieron este año nuevamente, repetimos la experiencia y vino un poco más de gente. Esperamos poder volver a hacerlo el año que viene con algún cambio, como para no hacer siempre lo mismo, porque la idea original era tener un staff de violeros fijos y después cada uno invitar a un artista.

-O sea que sería como un G3 argento…
-MR:
Claro, es como un G3 de Argentina, pero la idea es que en un tema yo pueda invitar a Mojo o Carina pueda invitar a Giardino. Pero no daba por una cuestión de tiempo: el teatro hay que entregarlo a tal hora, entonces el show tiene que durar equis cantidad de tiempo. El año que viene vamos a tratar de hablarlo para poder incluir eso, estaría bárbaro…El guitar show la verdad no se porque nunca se había hecho, de violeros eléctricos nunca se había hecho. Quizás no se había hecho porque es un laburo hacerlo, pero el resultado vale la pena. Esta bueno poder tocar en un lugar como el Ateneo, cosa que ninguno de nosotros individualmente lo podría hacer…

-Tocaste con muchos artistas internacionales ¿Cómo surgió esa posibilidad?
-MR:
Siempre me gustó escribir en revistas, hace varios años había que se llamaba "Music shop" y yo estaba metido ahí, entonces tuve la oportunidad de entrevistar a muchos de afuera. Como hace mucho que toco conozco a todos los distribuidores e importadores y cuando se empezaron a hacer clínicas, hará unos 10 o 15 años aproximadamente, me enganche para hacer las traducciones. Un viernes, en un auditorio que tenía una casa muy conocida, iban a hacer una clínica y se les había ido traductor, entonces uno que laburaba ahí me llamó invitándome a traducir la clínica. Y, a partir de ahí, me fui enganchando con todos los demás y conociendo gente. De todos aprendes algo, como se manejan, por ejemplo es mucho más accesible Yngwie Malmsteen que alguna estrellita de por acá…Tuve la suerte de estar con muchos músicos: Stu Hamm, quien vino a hacer la primera clínica hará como 15 años, después lo volví a ver y una de las últimas veces que vino me dijo: “A ver cuándo tocamos”. Para ellos sos un músico más, la diferencia es que su territorio es el mundo y nosotros nos mantenemos en Latinoamérica, entonces uno se pregunta “¡Stu Hamm que va a tocar conmigo!”

-¿Y cómo se dio de tocar con él?
-MR:
Yo estaba empezando con el nuevo disco y Stu me dijo que viajaba para Argentina con Satriani, si quería hacer algo...Cuando vino grabamos dos temas juntos que van a salir en el nuevo disco. Después me dijo que al mes siguiente venía a hacer un Tour e iba a pasar de nuevo por Argentina y armamos la banda con Marcelo Mira (Memphis) y un tecladista, nos pasó los temas, les pegamos una revisada y los tocamos en Peteco’s. Para el recital hicimos una pasada mínima, ni un tema entero porque a Stu no le gusta ensayar...El tipo te da lugar para improvisar, para hacer solos. Si vos la jugas de humilde, el tipo te va a dar tu lugar, no tiene ningún problema, lo que tipos no quieren es tocar con alguien que se la crea. Tenés los músicos estrella como Sting, pero después están los Malmsteen, Friedman, Morse, Vai, Satriani que son re normales: se te sientan con la viola para mostrarte un yeite como yo te lo puedo mostrar a vos. Lo importante es ser buena persona, tener buena onda, respetar a los demás, es como trabajar en una oficina ¡pero mucho más divertido! Tuve la suerte de conocer a mucha gente y aprender un montón.

-¿Cuándo empezó lo de ser endorser?
-MR:
Eso fue hace bastante...Si no fui el primero, pegamos en el palo. Antes no era muy popular acá eso. Yo tengo hecha una videoclínica y cuando surgió eso estaba con un amigo que tenía una revista que se llamaba “El biombo”, que fue la primer revista de distribución gratuita. El conocía a un importador, se lo propuso y a los tipos les intereso porque era algo que podía quedar en el tiempo. Y ahí empecé a ser endorser de distintas marcas. Hay diferentes niveles de endorsment, esta el full (donde a vos te dan el instrumento), el que compra el instrumento a un costo mucho menor (esto se da generalmente con los bateristas, por el costo del instrumento) y hay otro donde que te dan el instrumento por un tiempo (un año o dos) y tenés que devolverlo, o pagar una diferencia. Yo siempre tuve la suerte de ser full endorser. A mi lo que me interesó siempre fue que el producto que me den sea bueno, porque hay que poner la cara. No podés dar la cara por un producto malo porque te quemás, ni tampoco que sea algo que valga 10 mil dólares, porque no lo va a poder tener nadie. Y otra cosa que me interesa mucho es poder salir al interior haciendo clínicas, lo cual es medio difícil por el costo de los viajes y transporte de equipos. Pero me gusta enseñar, compartir el conocimiento. Hay un ida y vuelta que no hay quien te lo pague.

-¿Y el tema de los libros cómo surgió?
-MR:
El tema de los libros surgió porque yo escribía para la revista “El musiquero”, que fue la primer revista de músicos que traía partituras y esas cosas, y empecé transcribiendo solos, que en ese entonces no los conseguías en ningún lado. Y un día se me ocurrió darle un formato, entonces armé un librito, con un casette de audio con fraseos de Hallen, Vai, Rhandy Roads, Malmsteen...Lo armé todo a mano, lo llevé a un par de editoriales y ninguna quería saber nada. Hasta que una me dijo que lo podían llegar a distribuir, entonces yo banqué toda la edición del libro, los casettes y funcionó. Y esa misma editorial que armó su catalogo en base a libros con audio, después surgieron otros libros de otros músicos, bateros, etc.

-Hiciste libros de varios estilos: Rock & Roll, Blues, Heavy...
-MR:
Lo que hice fue sectorizarlos por estilos, porque yo nunca fui un buen estudiante y nunca me gustó leer un libro de 30 páginas porque es un embole. Entonces decidí separarlo, si vos querés tocar heavy tenés un librito de heavy, si querés blues tenés blues...Siempre traté de ser específico, si a mi me gusta el blues no quiero leer de heavy por ejemplo. Y como no son muchas páginas, lo vas a terminar, la cosa es que no te cueste hacerlo y que te sirva. En el interior lo usan muchos profesores y autodidactas. La verdad que está bueno y ya voy por el número 15.

-¿Hay algún estilo en especial donde se demuestre más el talento de un guitarrista? Por ejemplo pareciera que los que hacen heavy son mas virtuosos que los de rock...
-MR:
Es como el jazz, que le gusta a pocos porque es como música para músicos: a mucha gente le aburre. Por ahí hay estilos donde te destacas más, por ejemplo las canciones que yo hago me gusta que sean canciones sin letra, me gusta que vos lo puedas tararear. Es como la eterna pregunta de quien es mejor, depende mucho de lo que te guste.

-¿Y a vos qué es lo que más te gusta escuchar?
-MR:
Luis Miguel (risas). Me gusta escuchar canciones, no tengo una banda preferida. Últimamente estuve escuchando Nickelback, y cada tanto si escucho algo de algún buen violero.

-¿Qué opinas de la música en la actualidad?
-MR:
Y ahora no hay muchas cosas buenas, yo soy mas de la época de V8...Pero ahora esta la nueva generación de pibes, que tienen unos 15 o 16 años y no son floggers (risas), que me parece que son los que van a salvar un poco a la música. He escuchado pibes que tocan a nivel de bandas profesionales. Mi hija, por ejemplo, toca en una banda con unos pibes hacen una música onda Whitesnake. Y la verdad que suenan bien.

-Recién contabas que empezaste a escribir en la revista El Musiquero y actualmente lo seguís haciendo en otras publicaciones ¿Qué pensas del periodismo dentro de la música?
-MR:
Hay mucho trucho en el área. Si sos un periodista groso que escribe para una revista importante, sabes que lo que pongas va a tener impacto y si se te ocurre inventar algo sobre algún músico, tu nombre va a salir en todos lados. Lo importante es mantenerte en tu lugar y desde ahí colaborar con la música. Por ejemplo, yo escribo para una revista que se llama “Guitarristas” y hay una sección que se llama “El remo de bandas chicas” y, a veces, aparece alguno que te dice: “Che, mira yo tengo una banda y me gustaría que aparezca”. Bueno, es cuestión de hacer la fila porque hay un montón más, pero muchos se piensan que poniendo unos mangos van a aparecer, y la onda es darles una mano a todos ¡mirá si vas a cobrar para difundir! A mi no me da la cara...Si vos desde tu lugar podes colaborar, dale. Por lo del Guitar show fuimos con Diego a una radio y cuando terminó nos dicen: “Acá vamos a hacer unos recitales, ustedes no, pero si tienen alguna banda amiga, por unos mangos pueden tocar y los pasamos por la radio” ¡Con Diego no lo podíamos creer! Pero bueno, uno está en esto porque lo ama, el ser músico es ser un artista y te tenés que valorar como artista, la gente recibe tu música, recibe tu arte, entonces empeza a valorarte como artista, hacete respetar, no hagas esos tratos raros, porque sino te vas desgastando...

Autores: Guillermo Conosciuto y Facundo Tolosa

Marcelo Roascio - Sitio Oficial