• En Octubre del 2017, Marcelo Roascio fue nombrado endorser de Audio-Technica, usando el inalámbrico digital System 10 ATW-1501 en sus shows con RCM y con “Manal Javier Martínez”.

• A partir del mes de Noviembre, Roascio fue confirmado como nuevo integrante de la familia Orange Amplifiers UK, pasando a ser endorser oficial de la marca, utilizando el nuevo modelo Crush Pro CR210.
Leer Mas >>

 

Domingo 23 Julio: Manal Javier Martínez en Ciudad Vieja (La Plata)
Sábado 12 Agosto: Manal Javier Martínez en Campana (prov. Buenos Aires)
Martes 15 Agosto: Homenaje Guillermo Sánchez en Teatro Vorterix (Roascio RCM)
Sábado 19 Agosto: Manal javier Martínez en City Bar (Martínez)
11 al 14 Octubre: Shows en “Music China 2017” (Shanghai-China)

 
 
 
   
 
 
P R E N S A

LA EDAD JUSTA PARA TOCAR BLUES

Marcelo Roascio ha sido músico desde que tiene memoria. La guitarra y el explorar en ella le dio la oportunidad de incursionar en un campo poco conocido en nuestro país: la enseñanza a través de la publicación de libros con cassettes y clínicas grabadas en video. También la música le dio la oportunidad de construir con felicidad una familia, conoció a su esposa en un escenario y hoy soporta los primeros golpes en una batería de su hija menor.

Nueva Era encontró en este hombre de 37 años una persona sensible que aún recuerda con felicidad las guitarreadas escolares en las que Sui Géneris y Spinetta eran los autores preferidos y sabe por experiencia, que hay una edad justa para tocar blues: la edad de la madurez, la de disfrutar las cosas sencillas y profundas.

-¿Estás dedicado a la enseñanza?

No me dedico a full como en años anteriores, estoy dividiendo mis tareas entre los alumnos, los libros que edito, la revista "Músicos" y mi grupo, que lleva la mayor cantidad de tiempo.

-¿Fuiste un innovador en la edición de libros de enseñanza de método para guitarra?

Lo que fue novedoso, que en la Argentina no existía, fue la forma de hacerlo, de editar libro y cassette. Fue la experiencia que tuve como profesor, la forma de enseñar era un poco "amateur", se pasaban frases, yeites en forma completamente teórica, usado comunmente para jazz. Pensé que también se podía hacer para el rock y comencé a buscar respuestas para las preguntas que nos hacíamos con los alumnos. Así surgió una metodología que hoy es común.

-¿La experiencia sobre el escenario es importante?

Es muy importante. Se puede enseñar cualquier tipo de instrumento pero hasta que el chico no suba al escenario y tenga su propia experiencia, creo que sólo tiene el 50%. El momento de tocar en público es fundamental, ahí te das cuenta que te olvidaste de todo lo que podés haber aprendido y comienza a primar la experiencia, que es imposible enseñarla en una clase de música.

-¿Cómo es el nivel de músicos en la Argentina?

Los músicos que vienen de afuera se maravillan del nivel que hay acá y lo hacen doblemente cuando se enteran cómo una persona llega a tocar de esa manera. Porque en nuestro país hay que sortear un montón de cosas para llegar, no se tiene posibilidad ni oportunidad. En Estados Unidos se puede decir que están más abiertos a encontrarse con un chico que quiere ser músico. Acá, además de músico, hay que hacer otra cosa para vivir, y a pesar de todo hay músicos importantes.

-¿El rock va camino a convertirse en un género más importante?

No veo un adelanto importante en ese aspecto, creo que siempre es igual. Hay muchas dificultades para tocar y difundir lo que uno hace. Tal vez sea más fácil conseguir un buen equipamiento o encontrar exactamente el estilo que a uno le gusta, pero las dificultades son las mismas de siempre. El aparato de difusión está muy dirigido, es un aparato que supera la creatividad. Grabar y difundir tu música significa para los grandes empresarios ser un buen negocio y no permite llegar a mucha gente. Y después existe el problema del marketing que encasilla los estilos en una forma determinada de vestir o de tocar. Lo bueno es que se le permita llegar a la música.

-¿Qué opinas de los distintos estilos que dividen la música rock?

Todo surge como consecuencia de algo. El punk nació para oponerse a la música tecnificada y comenzaron a tocar realmente mal y feo y hoy existe el grunge, que es un refinamiento de aquello, pero no existe una división tan definida verticalmente.

-¿Hay un movimiento duro como respuesta a una sociedad represiva?

No creo que exista en nuestro país. Esa música un poco fea y violenta yo no creo que la hagan acá. Tal vez cuando los chicos comienzan y no tienen muchos medios para hacer otra cosa. A medida que van aprendiendo quieren hacer todo lo que saben y puedo decir que son un poco más tradicionales. Esto se puede observar en lo que se difunde. No existen los grupos de música inentendible y violenta. Hay un movimiento tal vez un poco más duro como 2 Minutos, que tapa el bache que dejó Attaque 77 o La Renga, pero en definitiva solamante es rock & roll.

-¿Por qué no surgen en Buenos Aires grupos importantes?

No sé, parece que fuera la crisis de fin de siglo. En la revista buscábamos el grupo revelación de este año y no lo encontramos. Hay una crisis de creatividad.

-¿Sigue el auge del blues que existió el año pasado después de la venida de B.B. King?

Yo no creo que haya existido. Después de todo aquel boom, sólo se editaron tres o cuatro discos nuevos de blues y los grupos que lo hacen son siempre los mismos. No ha surgido de esto un movimiento importante. Si bien B.B. King tuvo una repercusión importante en sus presentaciones, no fue lo que se esperaba y creo que es por el tipo de música. Los chicos que empiezan a tocar quieren poner todo lo que saben en la guitarra y surgen melodías difíciles, llenas de tonos y complicadas, y el blues es todo lo contrario. Creo que hay que tener cierta madurez para poder gozar de esta música y experiencia, porque es simple, sentida y bonita. Cuando se la tiene, entonces se puede poner a tocar simplemente y disfrutar de un buen blues.

Nueva Era
Diario Regional - Tandil
Sábado 26 de noviembre de 1994

Marcelo Roascio - Sitio Oficial